Comparador de estudios universitarios

Aún no has añadido estudios al comparador.
Usa el buscador y obtén comparativas de los estudios

Qué ver en Seúl

Seúl es una ciudad de contrastes, donde la potente y brillante luz de los neones del centro comercial y financiero y sus rascacielos contrastan con los templos budistas, los jardines típicos orientales y los palacios tradicionales.

Si comenzamos por un viaje hacia la Seúl más cultural debemos visitar el palacio de Gyeongbok construido durante la dinastía Joseon por el arquitecto King Taejo es el castillo más grande. Estuvo reconocido como el palacio principal hasta 1592 hasta que la invasión japonesa lo incendió y lo redujo a ruinas hasta que Heungseon Daewongun lo reconstruyó hasta 1865.

El palacio de Changdeokgung supone la armonización de la arquitectura oriental en un entorno natural único. Reconocido Patrimonio Cultural Mundial de la UNESCO fue construido en 1405 en el periodo de la dinastía Joseon, según los principios de la filosofía confucionista basados en la simplicidad y la armonía con la naturaleza. En los alrededores del palacio se encuentra Geumcheongyo, el puente de piedra más antiguo de la ciudad y el Biwon o jardín secreto, un lugar escondido que guarda todo el encanto oriental.

Palacio Changdeokgung en Seúl

El pueblo de Namsangol Hanok se encuentra en el monte Namsam, en pleno núcleo urbano de Seúl. De entre el enjambre de rascacielos surge este pueblecito tradicional de casas bajas. Posee cuatro casas típicas coreanas restauradas pertenecientes a la dinastía Joseon. La visita a este lugar exige una o dos horas. No hay que olvidar visitar el Cheonugak, un espacio de representaciones folclóricas. Tampoco hay que perderse el pabellón Mangboklu desde donde se observa la panorámica del pueblo y de la ciudad de Seúl. Además de comprar recuerdos típicos de la zona se pueden practicar juegos tradicionales como el neolttwigi, tuho y yunnori.

Bongeunsa es un templo budista originalmente fundado en el año 794 a.C. y reconstruido en 1498. Conserva en su interior escrituras y obras de arte de los budistas. Existe un programa de visitas que tiene una duración de cuatro horas en la cual que se puede experimentar la vida de los monjes. Comienza con una comida que costa de arroz, sopa, verduras y agua. No se permite hablar ni dejar comida en el plato. A continuación le sigue un periodo de meditación Seon. Tras la concentración mental, un monje prepara un té verde servido a la temperatura perfecta para poder beberlo en tres tomas. Esta bebida relaja la mente y el cuerpo.

Palacio Bongeunsa en Seúl

Tras la visita a las zonas más tradicionales no podemos olvidar una visita a la Seúl más cosmopolita. La Tower Palace 3 es el ejemplo más característico de edificio moderno y funcional. Su altura es de 480 metros y se divisa desde cualquier parte de la ciudad.

En su interior hay viviendas, cafés, restaurantes... toda una ciudad en altura. Se puede visitar y la vista que ofrece es espectacular. Además sus pisos giran alrededor del eje.

Museos

La Casa de Corea representa la cultura y el estilo de vida tradicional en Corea del Sur. Divida en tres partes el Haeringwan (zona donde se entabla amistad), un teatro y tres edificios Munhyangnu, Nogeumjeong y Cheongujeong. En sus aposentos se puede degustar comida tradicional mientras se observan representaciones folclóricas o nos entretienen con a antiguos juegos. Los guías se comunican en coreano o en inglés.

El Museo Nacional de Corea muestra obras artísticas desde la antigüedad hasta la actualidad. Existe varias salas donde se exponen estatuas budistas, metales labrados...

El War Memorial & Museum guarda documentos de la guerra de Corea, además de obras de arte que representan escenas de la invasión de ejércitos mongoles, japoneses y chinos.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.