Conviértete en un emprendedor

Comparador de estudios universitarios

Aún no has añadido estudios al comparador.
Usa el buscador y obtén comparativas de los estudios

Universitarios

Quizá te parezca una tarea imposible, o demasiado alejada  de tu realidad, pero déjame decirte que no lo es. Cada vez es más frecuente que los estudiantes universitarios piensen en la posibilidad de comenzar su emprendimiento desde su etapa formativa. Esto es más recurrente en el caso de los Millennials, que con su  personalidad inquieta siempre imaginan el futuro a medida que viven el presente.

Es que, por  lo general, todos los jóvenes sueñan con ser sus propios jefes, y ven al emprendimiento como un medio para llegar a este objetivo. Las universidades, conscientes de esta realidad, comienzan a apoyar estas iniciativas con diferentes medios. Si bien los más destacados quizá sean las propias carreras destinadas a formar emprendedores, también debemos destacar a las incubadoras universitarias que se crean para  apoyar  la creación y el establecimiento de las iniciativas de negocio de sus estudiantes.

Así, los jóvenes tienen cada vez más sitios a los que recurrir si quieren poner en marcha su negocio. Para ello, primero deben establecerse algunas ideas claras que les permitan tener un punto de partida para usar como base.

La primera de estas ideas es claramente la que guiará su emprendimiento. No es necesario pensar en una gran empresa, o una idea demasiado compleja, pues a veces de lo más sencillo surgen grandes oportunidades. Para saber en qué puedes emprender debes analizar tus posibilidades, herramientas, conocimientos y gustos. Los emprendimientos más comunes entre jóvenes son los vinculados al turismo, la tutoría de otros estudiantes, las asesorías online en materias como comunicación o marketing, la venta de indumentaria o la instalación de un emprendimiento vinculado a la fotografía.

Una vez que te decidas a emprender y sepas cuál será el tema que guiará tu emprendimiento debes buscar:

  • Una idea innovadora
  • Un público objetivo
  • Metas por perseguir
  • Formación básica para lograrlo
  • Alguien a quien recurrir en caso de necesitar asistencia

Cuando tengas estos puntos cubiertos será hora de poner en marcha un plan de negocio. Establece las formas en las que llevarás adelante tu emprendimiento, si necesitarás instalarte en un local o podrás hacerlo de forma online, si vas a precisar de un socio o compañero de trabajo o puedes hacerlo solo, si tienes que hacer una inversión inicial en materiales, etc. Luego de tener este plan estarás listo para emprender, pues ya habrás analizado de una u otra forma las fallas en las que podrías caer.

Si es necesario hacerlo no temas buscar ayuda, seguramente tu universidad cuente con algún tipo de servicio de asesoría al que puedas acceder para evacuar tus dudas. Si tu emprendimiento se vincula con alguna materia de tu carrera, también será buena idea recurrir a tus propios docentes y su sabiduría.

Herramientas Universia

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.