Cómo crear una empresa

Comparador de estudios universitarios

Aún no has añadido estudios al comparador.
Usa el buscador y obtén comparativas de los estudios

Desarrollo Profesional

Como parte de su desarrollo profesional cada vez más trabajadores consideran la idea de crear su propia empresa y marcar su camino en el mundo laboral de acuerdo a sus intereses. Por lo tanto, pueden existir tantas empresas como trabajadores dispuestos a emprender. 

Para alcanzar esta meta, es importante dar el primer paso y crear un plan de negocio o Plan de Empresa en el que se deben tener en cuenta diversos factores, como las oportunidades de negocio, los conocimientos técnicos, la posibilidades reales de obtener recursos, las diferentes formas jurídicas de constitución o las obligaciones fiscales. El Plan de Empresa no solo es el documento inicial de todo negocio, sino que además es el que guiará su actividad a lo largo de los años en que esta se encuentre funcionando, por lo que puede decirse que es un documento de consulta permanente.

El Plan de Empresa es un documento que identifica, describe y analiza una oportunidad de negocio, examina la viabilidad técnica, económica y financiera de la misma, y desarrolla todos los procedimientos y estrategias necesarias para convertir la citada oportunidad de negocio en un proyecto empresarial concreto. La escritura del mismo permite realizar una reflexión sobre nuestra idea inicial, estructurando la misma y ajustando el proyecto para reducir al máximo los riesgos. Por lo tanto, debe incluir dos aspectos fundamentales:

1) Datos básicos del proyecto: Nombre de identificación del proyecto, ubicación geográfica, fecha de inicio, tipo de sociedad, explicación de la actividad a desarrollar, número de trabajadores previstos, inversión necesaria y métodos de financiación, etc.

2) Definición del proyecto: Qué se pretende realizar, cuáles son las líneas de acción, proyecciones a futuro, etc.

 

¿PARA QUÉ SIRVE UN PLAN DE EMPRESA?

El objetivo último del Plan de Empresa es concretar la viabilidad y rentabilidad de un proyecto a medio y largo plazo. Esto nos permitirá llegar a conclusiones y decidir si finalmente debe constituirse la empresa, asumiendo unos riesgos controlados, o si debe desecharse la idea de negocio, evitando de esta manera un fracaso seguro. Tanto en uno como en otro caso, el Plan de Empresa habrá sido una herramienta de gran utilidad.

Internamente sirve para que los promotores reflexionen acerca de su idea inicial, le den forma y la estructuren con coherencia, evaluando todas las posibilidades. Externamente, el Plan de Empresa es una carta de presentación de nuestro proyecto, útil a diversos niveles: obtener financiación, optar a posibles subvenciones, convencer a un posible socio para que participe, captar los primeros clientes, etc.

 

¿CÓMO REDACTAR UN PLAN DE EMPRESA?

El Plan de Empresas se suele dirigir a más de un lector, por lo que es importante utilizar un lenguaje que sea inteligible por más de un colectivo: inversores, bancos, proveedores, técnicos, etc. Por eso, los redactores de Planes de Empresa que tengan como objeto productos o servicios de alto contenido tecnológico, deberán hacer un esfuerzo especial por acercar su terminología a un lenguaje comprensible por todos los colectivos interesados.

Por lo tanto podríamos decir que la redacción de este documento dependerá en gran medida del objetivo de la empresa y las líneas de acción de la misma.

Antes de comenzar a redactar esta estructura, cabe señalar ciertas recomendaciones generales que distintos expertos han recomendado para que cada compañía pueda tener un Plan de Empresa atractivo, útil y adecuado a su realidad. Por eso, el Plan de Empresa perfecto debe:

  • Cuidar la presentación.
  • Ser conciso (no parece recomendable ir más allá de las 25 a 30 páginas).
  • Tener orden, coherencia y buena estructuración.
  • Integridad de la información (aunque con brevedad, deberían tratarse todos aquellos aspectos que permitan emitir un juicio completo sobre el proyecto).
  • Precisión y rigor (los datos aportados deberían incluir aquellos elementos  que permitan contrastar la veracidad de lo que se lee).
  • Ser eficaz y atractivo.

 

TIPOS DE PLANES DE EMPRESA

Si bien podría decirse que el Plan de Empresa es un documento único, en realidad hay que destacar que desde hace unos años las tendencias empresariales llevaron a que se realicen varios documentos enfocados cada uno en un área de interés distinta. Así, existen Planes de Empresa centrados al trabajo de Marketing que esta debe hacer, a las inversiones que realizará, etc. Sin embargo, esta división no se encuentra estructurada por lo que no es universal, lo que en cierto modo implica que cada empresa podría crear tantos planes como necesite y dividirlos de acuerdo a sus propias necesidades. Entre los más utilizados se destacan:

  • Plan operativo: Incluye determinados aspectos tocantes a la actividad ordinaria de la empresa, referidos, entre otras cosas a sus necesidades infraestructurales de funcionamiento así como a la estrategia de aprovisionamiento y compras que deberán realizarse para el buen funcionamiento de la misma.
  • Plan de Marketing: Debe servir para explotar la oportunidad de negocio y las ventajas competitivas asociadas a la misma. Se deben fijar los precios de comercialización del producto o servicio y compararlos con los de la competencia. Además, es necesario describir la composición, forma de contratación y cualificación del equipo de ventas (propios y representantes), tanto al principio como a medio y largo plazo.
  • Plan jurídico: Determina la forma jurídica elegida para el negocio, los posibles socios, el gobierno de la nueva empresa, los estatutos o regímenes interno de la nueva entidad, permisos y licencias necesarias, etc.
  • Plan económico-financiero: El objetivo de este estado es reflejar las inversiones previas necesarias para la puesta en marcha de la empresa, así como los recursos permanentes que se espera obtener y que deberían cubrir las inversiones proyectadas. Dicho en otras palabras, el propósito de este estado inicial es determinar las necesidades iniciales para afrontar el proyecto y la forma en que esas necesidades se financiarán.
  • Plan de Recursos Humanos: El objetivo de este apartado es describir, uno a uno, los miembros del equipo humano que da lugar al nacimiento de la nueva empresa, destacando lo que cada cual aporta para la consecución del objetivo planteado. Debería hacerse especial mención de aquellos ingredientes o elementos que mayor coherencia guarden con el objeto del proyecto (experiencia profesional; formación relacionada con el tipo de negocio a desarrollar, etc.).

 

¿QUÉ SIGUE LUEGO DE TENER EL PLAN DE EMPRESA?

En realidad esto dependerá del tipo de empresa que se desee crear, pero en líneas generales podemos decir que hay que comenzar a cumplir con lo que se ha establecido en este documento. Para ello se necesitan realizar los trámites correspondientes que se indicaron en el Plan Jurídico, poner en marcha el domicilio de la empresa que fue indicado en el Plan de Empresa y comenzar a reclutar a aquellos perfiles que fueron incluidos en el Plan de Recursos Humanos.

La puesta en marcha de la misma y el inicio de las actividades dependerán de la realización de una serie de trámites burocráticos que, dependiendo de diferentes factores, pueden llevar al empresario más o menos tiempo. 

Si quieres informarte más sobre este proceso, puedes acceder por ejemplo a la Dirección General de Industria y de la PYME (DGIPYME) del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y saber exactamente lo que necesitarás para poner en marcha tu emprendimiento. En el apartado crea tu empresa paso a paso encontrarás distintos programas de ayuda y las indicaciones sobre las cuestiones legales que debes considerar para iniciar tu negocio. Por si fuera poco, si lo que quieres hacer es darte de alta como Autónomo, puedes iniciar el trámite de forma online y agilizar el proceso.

Herramientas Universia

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.